THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton
Proteccióal Consumidor

Las estafas de "subvenciones gubernamentales" aún siguen ocurriendo

Recientemente mi oficina ha notado una continuación de estafas disfrazadas como subvenciones para pequeñas empresas ofrecidas por el gobierno federal ("government grants", en inglés). Varios residentes de Texas reportan que han sido contactados por personas que afirman que les pueden ayudar a asegurar subvenciones gubernamentales entre 5,000 y 50,000 dólares. El estafador entonces pide una cuota de procesamiento y "asesoramiento" de cientos o hasta miles de dólares por adelantado. Quizás hasta le asegure a la persona que solicita la subvención que la cuota es reembolsable si no califica, lo que hace la oferta aún más tentadora. Sin embargo, después de que el solicitante pague el dinero, el estafador desaparece y la subvención nunca se materializa.

No se deje engañar.

Si está interesado en solicitar subvenciones gubernamentales legítimas, trate directamente con la agencia o programa que ofrece el dinero. Por lo general no es necesario pagarle a alguien para que le ayude a realizar el proceso y la mayoría de las agencias brindan apoyo gratuito para llenar los formularios y explicar los requisitos para calificar. Las estafas relacionadas a las subvenciones gubernamentales engañosas parecen enfocarse en familias de bajos ingresos o pequeñas empresas de minorias. Esto hace a las estafas aún más siniestras porque sus víctimas son las personas que menos pueden permitirse perder su dinero.

Recuerde, las agencias gubernamentales no le llamaran a usted y no se presentarán inesperadamente a su puerta para ofrecerle subvenciones. Si alguien le contacta diciendo que usted califica para una subvención gubernamental, siempre y cuando pague cierta cantidad por adelantado, simplemente cuelgue la línea. También debería reportarle la situación a mi oficina inmediatamente llamando gratuitamente al 1-800-252-8011. Mi oficina cuenta con información y personal bilingüe para atenderle.

Y si un desconocido le toca a la puerta para promover uno de estos programas y le pide dinero por adelantado, cierre la puerta y hasta considere llamar a su departamento de policía local si andan rondando su vecindario en busca de víctimas.

Para mayor información sobre subvenciones gubernamentales legítimas y sobre los requisitos para calificar, acuda a la página Internet www.grants.gov o llame gratuitamente al 1-800-518-4726.

General Abbott's signature
Greg Abbott
Attorney General of Texas

Back

LAS ALERTAS AL CONSUMIDOR - La Procuradur�a General acepta quejas por parte del consumidor sobre negocios. Asimismo, cuando existe un patr�n de quejas justificando intervenci�n, la Procuradur�a General puede entablar una demanda civil conforme a las leyes de protecci�n al consumidor, lo cual a veces puede resultar en que una compa��a debe de indemnizar a los consumidores - vea nuestra p�gina Internet de Demandas Mayores. Sin embargo, cuando un consumidor es enga�ado por un defraudador, el proceso de protecci�n al consumidor no lo puede ayudar ya que, para que podamos ayudarlo, debemos contar con la buena fe de una compa��a, a la que le es importante mantener a sus clientes satisfechos. Una demanda civil puede poner a un negocio sin escr�pulos fuera de servicio, pero normalmente no otorga indemnizaci�n.

Aquellos individuos que cometen fraudes generalmente caen bajo la jurisdicci�n de un fiscal penal - en Texas, este el fiscal de distrito (district attorney) o fiscal del condado (county attorney). Sin embargo, a pesar de ser acusados y condenados, estos estafadores normalmente ya no poseen su dinero, porque lo gastan tan r�pido como lo hayan robado. Una persona que ha sido v�ctima de una estafa o fraude, debe de reportarlo inmediatamente al departamento de polic�a o al alguacil (sheriff). Pero lo mejor que un consumidor puede hacer es estar alerta a los fraudes o estafas, y as� no ser enga�ado en primer lugar. Por esta raz�n, la Procuradur�a General emite estas alertas al consumidor tan pronto como nos enteramos, a trav�s de personas que nos contactan o por otros medios, cuando una estafa o fraude ha occurido.